¿Qué ganan los docentes de UdelaR al compartir su trabajo?

Existen muchas razones que motivan a los participantes de la comunidad de recursos educativos abiertos (licenciados de forma libre) y a las instituciones educativas a adoptar este tipo de modelo de publicación. A continuación expondremos algunas de estas razones:

 

Eficiencia, Calidad y legalidad. Cuando no podemos encontrar un recurso educativo que cumpla con las necesidades de nuestro curso o de determinada actividad, es común que busquemos otros libros, manuales o materiales, con la intención de utilizar sólo algunas partes de ellos. Dado que las materiales protegidos por derechos de autor no son adaptables o combinables, es impensable que podamos separar y juntar partes para poder conseguir exactamente lo que queremos y lo que nuestros estudiantes necesitan. Docentes y estudiantes se encuentran constantemente llevando adelante este tipo de prácticas con material educativo inadecuado y gastando más de lo necesario en ello. Generar y utilizar REA, brinda al docente la posibilidad de disponer de más recursos, facilitando la elaboración de contenidos educativos para sus clases.

Bajo las actuales leyes de derechos de autor, los docentes son legalmente incapaces de mejorar o adaptar los materiales con copyright que son utilizados en clases. En cambio, los REA alojados en repositorios educativos proveen a los docentes material de libre acceso legal. Permiten asimismo transformarlos en procesos de mejora continua de la calidad, a partir de la adaptación y revisión incremental, otorgando a los docentes la capacidad de tomar propiedad y control de sus cursos y libros de una manera que previamente no era posible.

Aprovechar Internet. Internet nos permite copiar y compartir con una eficiencia nunca antes vista o imaginada. Sin embargo, mucho antes que Internet fuera inventado, la legislación en derechos de autor empezó a regular las actividades que hacían que Internet fuera esencialmente libre (copiar y distribuir). Consecuentemente, Internet nació con un severa desventaja, en la medida que leyes pre-existentes desalentaban a las personas a darse cuenta del real potencial de la red.

Desde la invención del Internet, las leyes de derechos de autor han sido "reforzadas” para restringir aún más su capacidad de copiar y compartir. Las leyes y modelos de negocio editorial dificultan a docentes y estudiantes el aprovechamiento del potencial total del Internet para acceder a material educativo asequible y de alta calidad, donde los recursos educativos de libre acceso puedan ser copiados y compartidos (y revisados y combinados) sin romper la ley. Los recursos educativos de libre acceso permiten que el total del poder técnico del Internet de soporte a la educación. Los REA permiten exactamente aquello que el Internet brinda: el libre compartir de recursos educativos con el mundo.

Trabajo colaborativo. El disponer de licencias libres y abiertas estimula la generación de plataformas de trabajo colaborativo y la formación de redes de académicas de edición y revisión de recursos entre pares, potenciando las capacidades locales, nacionales y regionales de producción académica de calidad.

Visibilidad. El uso de las licencias permite un correcto uso de los REA, incentivando que se cite a los autores. Esta acción brinda visibilidad a aquellos que generen y liberen contenidos educativos para ser reutilizados.

  

¿Porqué conviene adoptar el modelo REA en la UdelaR?

Este modelo institucional de publicación se basa basado en la libertad del flujo de la información y en la colaboración. La sencillez y practicidad de las licencias libres estándar en internet (como las Creative Commons) facilitan su uso como herramienta adecuada en todo tipo de emprendimiento académico, artístico o cultural.

Este modelo de publicación:

  • Constituye una solución eficiente y sostenible en el largo plazo para disminuir el difícil problema de los altos costos de los materiales de estudio en educación superior.
  • Multiplica las oportunidades de innovar en la enseñanza y aprendizaje y habilita una mejor adaptación y contextualización del material proporcionado a los estudiantes.
  • Aumenta la visibilidad de la producción de las Universidades ya que el licenciamiento en abierto obliga a que, toda vez que éstos sean reutilizados en otros contextos, se deberá citar y redireccionar al repositorio original de donde proviene el recurso.
  • Permite que el material educativo financiado con fondos públicos sea de acceso abierto, devolviéndole al contribuyente sus aportes.

   

Derribando mitos

Una inquietud frecuente que despierta el licenciamiento abierto/libre es el de la apropiación del trabajo por otros actores o instituciones (plagio). Vale la pena aclarar que este riesgo no se produce por el licenciamiento en sí mismo, sino por la publicación y difusión de las obras en Internet (con o sin licencia). La única forma de evitarlo sería no publicar en la web, con las serias limitaciones que esto impondría. El beneficio que aporta esta forma de publicación de materiales propia de la era digital es, por lejos, mayor a los riesgos.

Por otra parte, las licencias libres estándar (como las Creative Commons) prevén la obligación de citar claramente al autor e hipervincular la fuente del material. Por ejemplo, si otra institución educativa reutiliza el material publicado en un sitio de la Udelar con una licencia libre, está obligada (por los términos de la licencia) a hipervincular el sitio de origen del material y nombrar al autor y a la Udelar como fuente de la obra, generando el efecto de redirección del tráfico en Internet hacia ese sitio. Si no lo hiciera, estaría incumpliendo con la licencia y el autor o la Udelar podrían solicitar el cese del uso de ese material o el cumplimiento de la cita tal como lo exige la licencia.


Last modified: Tuesday, 15 March 2016, 11:12 AM